3 de marzo de 2012

Carta de la presidenta - Febrero 2012

Apreciados socios,

El pasado día 23 de febrero celebramos uno de los actos más importantes del año para nuestra asociación: la Asamblea General Ordinaria. Fue un día en que vosotros tuvisteis el protagonismo absoluto y el poder para decidir sobre nuestro futuro. Los que formamos parte de la Junta Directiva y tenemos el honor de ser los depositarios de vuestra confianza a la hora de dirigir la AENB, nos sentimos dichosos de poder estar entre tantos amigos y conocidos, como una gran familia. 

Una familia que defiende por igual los intereses de todos sus asociados, sean del municipio que sean y se dediquen a lo que se dediquen, todas son igual de importantes para nosotros. Lo que si que es cierto y mucha gente ajena al sector no comprende es que el sector náutico en Baleares no es homogéneo, como tampoco lo son sus clientes. Algunos de nuestros socios se concentran en el cliente local, personas normales que disfrutan de su afición en la medida que sus bolsillos se lo permiten. Otros de nuestros socios se concentran más en el cliente nacional de alto poder adquisitivo y otras en el extranjero. Todos estamos aquí unidos, pero no todos funcionamos de la misma manera. Ahora llega el momento, si me lo permitís, de hacer un balance de 2011 y tratar de vislumbrar lo que el futuro nos depara. 

Aunque la situación siga siendo difícil, nosotros le hacemos frente de la mejor manera que sabemos: trabajando día a día, mejorando nuestros ya excelentes servicios en la medida de lo posible e invirtiendo en I+D. Eso es lo que nos convierte en un sector dinámico de gran potencial. Pero por mucho que trabajemos siempre nos topamos con las mismas trabas fiscales y con la misma legislación obsoleta que nos impide prosperar. La Administración Pública debe ver en nosotros una oportunidad para luchar contra esta crisis, generando empleo y prosperidad, más que un sector al que acribillar a impuestos. 

Hoy nuestra principal reivindicación, aunque no la única, sigue siendo la necesidad de eliminar el Impuesto de Matriculación. Baleares es perfecta para la náutica recreativa y para el chárter. Somos la envidia de muchos de nuestros competidores en este sentido. Los usuarios están deseando venir, pero se topan con un obstáculo insalvable para muchos como es este Impuesto. Según datos de AEGY, se dejan de ingresar entre 6 y 7 millones de euros por su culpa. ¿Nos lo podemos permitir en medio de esta crisis? Según un informe de la Cámara de Comercio de 2009, un turista de chárter gasta el doble que uno normal, y mucho más gasta uno de grandes esloras. ¿Acaso no nos beneficiaríamos todos al facilitar que estos visitantes de alto poder adquisitivo vinieran? 

Mucho se ha polemizado últimamente en torno al Salón Náutico de Palma. Nosotros, como empresarios náuticos, creemos en su importancia. De la misma manera que creemos en la necesidad de que todos los implicados en su organización aunemos esfuerzos y trabajemos por mejorar no sólo el actual formato del Salón sino también para optimizar los recursos empleados en su organización. El Salón debe volver a ser un escaparate donde promocionar nuestros productos y servicios, hacer contactos y aumentar nuestro volumen de negocio. 

Aunque en 2011 la crisis no nos haya dado ni un respiro hay motivos para el optimismo. Desde la asociación no hemos parado ni un momento para dar a conocer nuestros problemas y persuadir a quien tiene el poder para aligerar todas las trabas fiscales y legales que nos anulan. Hace poco, gracias a la intervención de la eurodiputada Rosa Estarás, la Comisión Europea pidió oficialmente al Gobierno Español la modificación del Impuesto de Matriculación por entender que es incongruente con la normativa europea. 

Estoy segura que muchos de vosotros aún tenéis bien presentes las protestas que llevamos a cabo durante el Salón Náutico del año pasado. Esas pitadas diarias para protestar por la incomprensión del Gobierno hacia el sector náutico, que se traducía en falta de apoyo e incontables trabas para el correcto desarrollo y práctica de nuestra actividad. No puedo evitar emocionarme al pensar que por primera vez logramos aunar bajo la misma bandera a usuarios, profesionales y empresarios del sector. 

Si, hemos logrado bastantes cosas. Pero nada de ello habría sido posible sin la fuerza que vosotros nos transmitís. Todas y cada una de vuestras voces se juntan para pedir a quien tiene el poder que nos liberen de las pesadas cadenas fiscales y legislativas que no nos permiten hacer nuestro trabajo como deberíamos. Nosotros, emocionados por vuestro apoyo, nos comprometemos a seguir trabajando cada día por vuestros intereses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada